Translate

sábado, 16 de agosto de 2014

Capitulo 8

Hola tributos!!!
Hoy no tengo mucho tiempo así que aquí va el capítulo! Espero que lo disfruteis y por favor comentad, me hace muy feliiz :D

_____________________________________________

-Toc Toc- Llama Sophie – Arriba chicos, hoy empiezan los entrenamientos!- Dice mientras abre la puerta. Me despido de María por media hora y me meto a la ducha. Al salir encuentro a Paul en mi habitación. Me da mi traje para entrenar que es igual para todos los tributos, Azul con rayas negras. Me coloco mis gafas de pasta, luego me pongo el traje y descubro que es sumamente cómodo, con protección en los órganos del cuerpo, aunque apenas se nota. Es ligero y simple, pero a la vez estupendo. También me toma unas medidas porque me ha dicho que estaba empezando a hacer mi traje para la entrevista. Cuando termina me acompaña al comedor y allí nos reunimos con Sophie, que nos comenta que Johanna está consiguiendo patrocinadores. Desayuno tostadas con mermelada de castañas y un poco de café para mantenerme despierto, aunque no es que me agrade mucho. Le pido a un avox algo para endulzarlo y me trae un poco de azúcar y una crema blanca que según me cuenta Sophie es leche condensada o algo así. Antes de bajar ponemos un rato la televisión y vemos las últimas noticias del Capitolio. Caesar Flickerman aparece en pantalla contando las últimas noticias como que había una gran fiesta en el teatro bazzani, que había empezado la temporada de ropas de verano y tonterías por el estilo. Estuvimos en el salón hasta las 9:45, entonces bajamos en el ascensor y atravesamos pasillos hasta llegar a la sala de entrenamientos donde había una mujer que nos pegó un 7 a la espalda. Tan solo habían llegado 6 tributos, los del distrito 1, los del 2 y los del 4, es decir, los profesionales, aunque los del 4 no tenían mucha pinta de profesionales los del 1 y el 2 sí ya que daban bastante miedo. Hacia las 10 fueron llegando y cuando llegó Pablo me saludó, como si pudiésemos ser amigos algún día. La señora nos dijo que no subestimáramos los puestos de supervivencia, aunque luego cada uno podía hacer lo que quisiera. Le propuse a María que nos separáramos y que ahora a la mañana estuviera en puestos de supervivencia y que a la tarde ya practicará con las armas. Lo primero que hago es pasear entre los puestos hasta encontrar el primero con el que voy a empezar. Fuego, me acerco al puesto y el experto se pone muy contento ya que todos creen que encontrarán cerillas y nadie va a aprender a hacer fuego. Me explica que hay cientos de formas de hacer fuego y me explica la primera forma, fuego por fricción. Me da dos palos y me dice –Haz girar el palo contra el otro palo y las manos las mueves hacia abajo- y después de 20 minutos consigo que salga humo. Poco a poco voy ganando velocidad a la hora de hacer fuego. También me enseña otras formas de hacer fuego y para cuando termino ya he aprendido a hacer fuego de 3 maneras diferentes. Además cuando termino compruebo que ya es la hora de comer, voy al puesto de camuflaje donde está María con la cara de colores que parecen un suelo de barro y la recojo para irnos a comer. Nos sentamos en una mesa a parte y  nos servimos lo que queremos del carrito. Al volver del carrito con mi comida y la de María compruebo que se han sentado con María los dos tributos del distrito 6. Le saludo a Pablo, que nos presenta a Paula, su compañera y comemos muy agusto. La verdad es que sigo pensando en que no quiero aliados, pero seguramente María los quiera y como me presenté para salvarla tendré que hacer lo que quiera. Cuando terminamos de comer compruebo que los profesionales se han retirado de los puestos de armas y dejo a María en el de los cuchillos. Me quedo un rato mirándola y veo que es bastante buena, lo único que tiene que hacer es aceptar donde está y que si se quiere salvar tendrá que ser una asesina. Hago una nota mental de que tenemos que volver a practicar con el holograma y decido dejarle sola e ir al puesto de hacha, es lo que llevaba pensando toda la mañana. En coger ese hacha que tanto me recuerda a casa. La verdad es que lo estoy haciendo genial ya que tengo a los profesionales mirándome y hablando entre ellos. Como veo que está causando mucho revuelo mi actuación con el hacha decido que me voy a pasar el resto de la tarde practicando escalada, al final acabo con heridas por todas partes de tanto caerme. Se me da fatal y cuando ya estoy muy cansado voy a ver a María. Ha conseguido algunos espectadores después de acertar en el centro de los muñecos. Antes de irme decido terminar de aprovechar el día lanzando el hacha a los muñecos y cortándolos en 2. A las 6 de la tarde vino Sophie a recogernos y fuimos hasta el ascensor, donde estuvo preguntándonos que tal habíamos estado y que habíamos hecho. Al llegar a nuestro piso vino Johanna y nos dijo
-Buenas noticias, hay algunos tributos que os quieren como aliados. Nacho, a ti te quieren los profesionales y María a ti te quieren los del distrito 6. ¿Qué decís?- -No- Decimos al unísono –Solo nosotros- le contestamos
Al parecer esto le gusta a Johanna ya que cree que si me aliara con los profesionales estaría muerto al segundo día y también cree que los tributos del 6 son un poco inútiles. Me voy a mí habitación a ducharme y cuando salgo de la ducha me pasan una carta por debajo de la puerta. Ponte guapo. Firmado: Sophie. Bien, supongo que habrá una cena de gala o algo así. Abro el armario y saco un traje negro, me pongo una pajarita y me despeino un poco el pelo. Al salir de la habitación veo que María está esperándonos en el salón con un vestido de seda blanca y una rosa blanca en el pelo. -Estas preciosa- le digo mientras me siento en el sofá -¿Sabes a donde vamos?- Le pregunto, y ella niega con la cabeza. Entonces aparece Sophie con un extravagante vestido de oro y una peluca dorada. Tras ella viene Johanna con un vestido verde precioso, la verdad es que no le pega nada ir elegante y a ella parece que tampoco le gusta mucho. Seguimos a Sophie hasta una limusina y como lleva los cristales tintados no conseguimos ver a donde vamos. Cuando paramos nos bajamos de la limusina y hay una multitud que se abalanza sobre nosotros. Firmamos autógrafos y saludamos a gente importante hasta que Sophie nos mete al restaurante. -Un restaurante! Magnífica idea- Le digo a Sophie. Nos sentamos en una mesa y veo que la gente cuchichea sobre nosotros. Pedimos muchísimos platos deliciosos y luego nos tomamos unos cocktails. Al final, cuando nos cansamos de la gente del restaurante volvemos a la limusina que nos lleva al centro de entrenamiento. Al llegar nos vamos cada uno a nuestra habitación y cuando veo que todos están ya dormidos me escapo al ascensor, pulso el botón verde que me lleva hasta la terraza y ahí, como esperaba, me encuentro a Peeta. Charlamos un poco y me cuenta cosas sobre sus tributos. Por lo que cuenta no creo que sobrevivan al baño de sangre y eso me entristece, tiene que ser horroroso ver morir cada año a dos personas entrenadas por ti.  Aguantamos hablando hasta que nos entra el sueño y nos vamos a dormir, entonces, justo cuando voy a cruzar el umbral de la puerta de mi habitación aparece María y me pide que duerma con ella con lo que acepto, me meto en su cama y le observo dormir. Es hipnotizante, esa belleza tan perfecta hace que no pueda apartar la vista de ella. De vez en cuando se mueve por culpa de las pesadillas asi que le abrazo y una sonrisa aparece en su cara.

3 comentarios:

  1. AAAAHHH!!! Me ha en-can-ta-do. Estoy deseando que empiecen los juegos, y me encantó en el anterior capítulo que Nacho conociera a Peeta ♡_♡. Sigue pronto!
    Muchos besos,
    Paula

    ResponderEliminar
  2. Diooos Paulaa!! No sabes lo que me alegra leer tu comentario, la emoción que he sentido al ver que tenía otro ha sido incalculable. Yo también estoy deseando publicar los juegos (Ya están casi escritos, falta el final) porque es la mejor parte, igual algún día pongo un adelanto...
    PD: Yo también adoro tu histooria

    ResponderEliminar
  3. Si, eh... bueno, eh... sonará pijo o algo así pero... muero de amor *-*
    si ya, me estoy pasando un poco, no? Bueno, tu historia me tiene enganchada!
    Abrazos de una loca<3

    ResponderEliminar