Translate

jueves, 18 de septiembre de 2014

Capi18

Hoola tributos!!
Bueno, el plan era haber subido el capítulo anteayer ya que llegamos a las 1000 visitas ¡1000 visitas! Se dice rápido! Y eso que el blog apenas tiene unos meses pero decidí esperar y dejaros con la intriga. Quiero agradeceros a todos vosotros, lectores y lectoras de todas las partes del mundo que me leen que muchísimas gracias. No tengo palabras para describir la sensación, aún recuerdo el primer día que lo cree, que con el primer capítulo solo logré 10 visitas... Bueno, disfrutad de este capítulo, seguro que os sorprende!
PD: Recordáis a X? El último chico de los personajes? Pues aparece en este capítulo!
_________________________________________________

-¡Distrito 7! ¡Despierta!- Dice una voz de hombre que me hace volver.
-No me has matado?-Pregunto yo- ¿Que me pasó?
El chico me cuenta que me desmayé, supongo que el shock de creer que me iban a matar hizo que me desmayara.
-Quien eres?- Le digo mientras el me ayuda a incorporarme.
-Gonzalo, distrito 4- Me contesta pacientemente.
-Y por qué no me matas directamente?- Vuelvo a preguntarle
-No me importa morir, la verdad es que he decidido ayudarte.- Responde él -Aliados?- Me pregunta y me tiende la mano.
-Aliados- Contesto yo mientras le doy la mano. -Soy Nacho-
Gonzalo es mayor que yo, pelo marrón, de piel morena por el sol y musculoso. El es a lo que aspiro a ser, un verdadero prototipo "finnick" no como yo, que no puedo ni mirar al matar a un pobre animalillo indefenso. Decidimos poner en común todo lo que sabemos y tenemos, él saca de su mochila un cuchillo, una cantimplora, tiras de cecina a la mitad y unas gafas para ver en la oscuridad. Yo saco el kit de primeros auxilios, las manzanas, la cecina, la brújula, la cuerda, la cacerola, la carne del castor y dejo el hacha con el que cargaba en la mano.
-Vaya! !tienes una brújula!- Parece asombrarle, la verdad es que no es un objeto común aquí. Lo recogemos todo y pensamos en un plan.
-Tienes algo que hacer?- Me pregunta. Ahora es él el que hace las preguntas así que me toca responder con sinceridad. Le cuento donde está María y que mi plan es ir a recogerla pero el me detiene. -No deberías ir allí ahora Nacho, los profesionales están rondando esa zona- La verdad es que tiene razón así que obedezco su plan sin rechistar, es sencillo, encontrar una cueva y esperar a mañana por la noche para volver a la cornucopia. Técnicamente en la cornucopia solo hay un distrito profesional ya que se pelearon y se separaron con lo que uno de los dos distritos tiene el poder de esa zona y los otros dos profesionales se habrán ido a otra parte. Seguimos el curso del río y Gonzalo va por detrás cuidandome las espaldas, tras andar un cuarto de hora más o menos encuentro una cueva totalmente camuflada. La entrada no se ve a no ser de que estés justo en el punto donde estoy parado. -Genial! Gracias Nacho- Entramos agachandonos y nos ponemos cómodos. Le ayudo a intentar disimular la entrada un poco más y después oigo sus tripas rugir.
-Has comido algo Gonzalo?- Le pregunto y niega con la cabeza. Saco el castor y la cola y las pongo encima del cesto -Lo siento, está crudo. Si al menos tuviéramos brasas para cocinarlo... Eso es!- Grito mientras cojo dos palos y comienzo a frotarlos, tras dos minutos enciendo fuego y le añado hojas secas, cuando ya ha ardido todo lo apago con la bota para que no salga humo y sobre las brasas coloco el castor y la cola. Media hora después sobre la cesta tenemos un castor sin dos patas y una cola cocinados, saco el café que me sobró en el termo y también saco una manzana. Nos comemos el castor entero y media cola, media manzana cada uno y nos terminamos el café. -No sé como agradecertelo Nacho. Muchísimas gracias- Él se ofrece a hacer guardia durante la noche y yo aprovecho y me voy al final de la cueva. Me pongo la capucha de la sudadera y me duermo al lado de las brasas. Después de llevar dormido media hora suena el himno así que me asomo por la puerta de la cueva a ver quien ha sido el del cañonazo y me alegro de que no haya sido María. Ha sido la tributo del 12, es imposible no poder acordarme de Peeta y de como se sentirá perdiendo año tras año sus dos tributos. Le doy las buenas noches a Gonzalo y le dejo mi hacha por si sucede algo. Me vuelvo a recostar al lado de las brasas y me duermo con miedo de pensar que puede que mañana ya no esté aquí, puede que mañana me hayan matado o incluso torturado. Me pregunto si dolerá mucho que te atraviesen con un arma...
-Nacho- Me llama Gonzalo -Nacho!-
-¿Que ocurre?- Pregunto asustado
Y en vez de contestarme me enseña el paracaidas plateado.
Lo vuelvo a abrir y hay otro termo con café, Gonzalo me pregunta que por qué me envían café y yo le explico que significa que lo estoy haciendo bien y que tengo todo lo que necesito. Doy las gracias a Johanna y al patrocinador y lo comparto con Gonzalo, nos tomamos todo el café y terminamos la cola del castor. Me devuelve mi hacha y toma su cuchillo.
-Salimos a cazar algo?- Le pregunto yo. Parece que le he quitado las palabras de la boca porque acepta rápidamente. Saco la brújula de la mochila y me llevo también el cesto. Cuando estamos fuera nos repartimos las tareas, el pesca y yo me adentro en el bosque a por carne o bayas. No voy a las profundidades del bosque, más bien me quedo justo cerca de la línea que delimita el fin del bosque y recojo fresas y unos frutos morados que veo por todas partes. También recojo madera seca y hojas para hacer otro cesto. Cuando creo haber terminado vuelvo al río y veo que Gonzalo ha pescado varias truchas con su cuchillo. Me siento cerca suya mientras pesca y compruebo las bayas moradas. Las corto por la mitad y la froto contra mi mano, al instante se pone roja y se me hincha así que tiro todas las bayas moradas y me lavo la mano en el río. Después trenzo las hojas y hago dos cestos más pequeños que la que hize el primer día, cuando termino me como una fresa, guardo el resto en un cesto y espero observando a Gonzalo pescar. Al final de la mañana tenemos un cesto de fresas y 6 peces. Como estoy seguro de que va a sobrar pescado y si no nos lo comemos se pondrá malo meto tres de ellos en la cazuela y la lleno de agua hasta atriba, añado algunas hierbas y después la pongo al sol para ver si consigo hacer una sopa.
-Tengo un mal presentimiento- Dice Gonzalo -Los juegos están muy aburridos y los vigilantes no tardarán mucho en juntarnos de alguna manera-
Tiene razón, Gonzalo es muy listo y tengo miedo de la forma con la que nos puedan juntar. Un incendio, mutos, un terremoto, una tormenta... Todo lo que se me ocurre es mortal y puede que incluso maten a algún tributo. De vez en cuando remuevo la sopa y miro al bosque por si viene alguien. Cuando la sopa ya está hecha cojo un poco de madera y la pongo en el suelo como para hacer una hoguera, tomo mis gafas y las coloco para que pase un rayo de sol a traves de estas, apunto a la madera y unos segundos después ya ha empezado a salir humo gris. Diez minutos después ya tenemos los tres peces sobre las brasas, dos botellas de agua potable, sopa y fresas. Decidimos que nos lo comeremos todo ya que a la noche vamos a salir hacia la Cornucopia y allí cogeremos algo más, nos bebemos la mitad de la sopa, nos comemos las tres truchas y comemos tres fresas cada uno. Cuando terminamos rellenamos las botellas de agua y las dejamos purificando con el yodo, también guardo las fresas que sobran y pongo la sopa en el termo del café. La tarde pasa tan tranquila como la mañana, nos quedamos sentados en la orilla del río y afilamos nuestras armas, cuando llevo media hora afilando el hacha me doy cuenta de que estoy hecho un asco.
-Gonzalo, no se cuando vamos a volver a ver el agua. ¿Te importa que me lave en el río?- Le pregunto y al momento él se mete a la cueva.
Me quito la camiseta, luego los pantalones y pienso si quitarme también la ropa interior. Si me desnudara los del Capitolio se volverían locos así que me quito la ropa interior y también dejo las gafas sobre una roca, rápidamente me zambullo en donde cubre y me restriego bien para quitarme la sangre seca de castor, me lavo el pelo y cuando ya estoy limpio salgo del río. Me seco con la sudadera y me pongo la camiseta y el pantalón, la sudadera la dejo secando y entro a la cueva.
-¿Quieres lavarte?- Le pregunto ahora que yo he terminado
-Vale, esperas dentro?-
Gonzalo se desnuda y sale de la cueva mientras yo limpio los cristales de mis gafas y cuando ya están limpias comienzo a guardar las cosas en la mochila. Meto el kit de supervivencia, la sopa, las fresas, la cuerda, las manzanas la cecina y la cacerola. Fuera dejo la brújula y el hacha recién afilados, también guardo las cosas de Gonzalo y le dejo fuera las gafas para ver en la oscuridad y el cuchillo, cuando termino de organizar todo entra Gonzalo desnudo. Se pone su ropa y entonces salgo a recoger mi sudadera que ya está completamente seca, cuando comienza a anochecer saco las dos manzanas que me quedan y le doy una a Gonzalo. Nos despedimos de la cueva y al salir un paracaídas plateado cae frente a nosotros, lo abro y son otras gafas para ver en la oscuridad.
-Y esto que significa Nacho?- Pregunta Gonzalo
-Creo que a Johanna le gusta el plan y esta era una forma de hacérmelo saber- Contesto yo. Ambos nos ponemos nuestras gafas y es como ver a plena luz del día, me coloco la mochila a la espalda, cojo el hacha en una mano y la brújula en la otra y salimos por esa abertura en la pared de la montaña. Esta sensación es rara, siento la adrenalina corriendo por mis venas y a la vez el miedo en mi cabeza junto con el nudo de mi garganta. Estoy hecho un lio, este no es un juego de niños, esto son los juegos del hambre, donde no hay lugar para sentimientos ni emociones y si no actuamos lo harán ellos. No quiero que los vigilantes nos controlen y por eso tenemos que hacer algo cuanto antes, además necesito ver a María. Hoy no ha sonado ningún cañonazo pero puede que esté moribunda o algo peor así que caminamos por el río y nos perdemos entre la frondosa vegetación del bosque.

6 comentarios:

  1. Waouh, me gusta el nuevo fondo!!! *O* Y realmente eres listo tu, me esperaba todo menos eso jajajajaajaj xD A ver que pasa ahora entonces, tengo ganas de saber de María :)

    ResponderEliminar
  2. Meealeegro que te guste el nuevo fondo!! Es provisional, solo hasta que encuentre la manera de reducir el peso de la foto que ya tengo. Eso era lo que pretendía, soorprender y al parecer lo he hecho bieen! Yuju! Pronto sabrás de María, cuando suba el capítulo te avisoo!! Muchos besoos!!

    ResponderEliminar
  3. Espero con ansias el nuevo capítulo, y me gusta la renovación. Sigue así. ^^.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Drew!!
    De verdad, me alegra que te guste aunque como ya habrás leido antes es algo temporal. Te avisaré cuando actualice el proximo capii
    Un beso!! :3

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por la 1000 visitas, Nacho!!! Yo tengo varios blogs y se lo que se siente ver que se reciben tantas visitas y así.
    Saludos =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jennifer!! De verdad, te agradezco mucho que sigas aquí con nosotros, espero que te haya gustado mucho
      Besos Nacho

      Eliminar